Hablemos con las nubes

Hace unas semanas hemos anunciado una nueva integración Microsoft Azure, que continúa con el desarrollo de nuestra estrategia respecto a cloud. Ya hablé algo de la estrategia, pero por resumir, esta transparencia lo cuenta bastante bien … la versión animada mueve las SVM de un sitio a otro a golpe de ratón, aquí solo he pintado unas flechas:

Con Clustered ONTAP tenemos una plataforma que nos permite mover servicios entre equipos propios, proveedores de servicio locales y entornos “hyper-escala”. Pues bien, el reciente anuncio tiene que ver con los “hyper-escala”, complementando un anuncio similar con Amazon hace un año, ahora tenemos la posibilidad de contar con almacenamiento privado conectado a Microsoft Azure.

Esto permite a nuestros clientes contar con una copia de su servicio de almacenamiento de forma eficiente, y acceder a estos datos desde máquinas virtuales de Azure, por ejemplo para levantar un servicio en caso de un desastre, o para absorber una carga de trabajo mayor de lo habitual.

El almacenamiento no se instala físicamente en Azure, sino que se utiliza uno de los llamados partners de “co-location”, que permiten instalar equipos de NetApp con una conexión de baja latencia y gran ancho de banda hacía los equipos de computación de Azure … el diagrama queda así:

Como se puede ver, el movimiento de datos entre las cabinas se realiza con SnapMirror, y utilizando Clustered ONTAP estaremos moviendo servicios compartimentados en forma de SVMs.

Siempre que hablo de Clouds y movilidad me gusta destacar que los movimientos de datos son pesados, requieren tiempo y planificación. Esta solución no consiste en un botón mágico que haga que mis datos aparezcan en un CPD en el otro extremo del mundo; lo que proponemos es tener una réplica de datos establecida entre dos equipos, hacer actualizaciones incrementales de forma periódica, y cuando sea necesario activar esa copia de la información en los servidores de Azure.

Dado que la replicación que utilizamos es SnapMirror, la herramienta estándar de replicación de nuestras cabinas, este movimiento de datos es muy fiable, la copia se hace mediante enlaces IP, con poca o mucha latencia, y con el ancho de banda que necesite la cantidad de datos a actualizar. El tipo de datos y el protocolo de acceso que utilicemos (FCP, iSCSI, NFS, CIFS) dan igual, con la salvedad que el acceso a bloque en Azure será siempre mediante iSCSI, al tratarse de una red IP.

Otra de las ventajas es que este almacenamiento puede estar conectado a más de un proveedor de servicio ... en este video tenéis una demo de un servicio que conmuta entre Amazon y Azure mediante el uso de un mismo almacenamiento NetApp conectado a ambos servicios.

Seguiremos informando, porque las nubes no terminan aquí …

Saludos