Una de Al-Fal-Fa, por favor

Reconozco que tiene poco glamour, pero no he podido resistirme, este es el nombre que le hemos puesto en la oficina de Madrid a la “nueva” serie de equipos All Flash FAS.

Si lees este blog seguro que ya sabes lo que son los FAS, nuestros cabinas de almacenamiento unificado, actualmente disponibles en formato de entrada , FAS2500, y gama media y alta, FAS8000.

Bien, pues los All Flash FAS (AFF) son una versión super-vitaminada de nuestros equipos, que utilizan discos  Flash (SSDs) en lugar de discos normales. Como delatan las comillas de arriba, esto no es del todo nuevo, nuestros FAS que podían utilizar discos SSDs desde hace años, y con estos discos podemos trabajar de dos formas:

- como un repositorio final de los datos, creando un pool de discos, o agregado, formado enteramente por discos SSDs

- de forma híbrida, formando un agregado que tiene dos capas de disco, una con discos convencionales, HDD, donde reside el grueso de los datos, y una capa de aceleración formado por discos SSDs; esto es lo que llamamos un agregado híbrido o FlashPool.

Ya hablamos en este post sobre el precio decreciente de los SSDs, los tamaños crecientes, que van por 1.6 TB, la mejora en la fiabilidad, etc.  Es decir, que esta tecnología cada vez tiene más sentido para dar servicio de datos, aunque a día de hoy siga teniendo un precio superior si comparamos los €/TB frente a los discos convencionales.

En los AFF la idea es apoyar esta tendencia con configuraciones de equipos FAS que trabajan exclusivamente con discos SSDs y que comercializamos en forma de bundle, con precios ventajosos respecto a las configuraciones a medida. Esta alternativa permite tener el máximo rendimiento que nos proporcionan los SSDs, junto con las funcionalidades avanzadas de Clustered ONTAP; el que utilicemos SSDs no limita el uso de Deduplicación, compresión, Snapshots, clones, etc.

No utilizamos un hardware ni software específico; Clustered ONTAP ya funciona con discos SSDs, y de hecho algunas de sus tecnologías, como WAFL, se adecuan muy bien a las características de uso de los SSDs (por ejemplo el wear leveling). Además, con la tecnología Scale-out, podemos tener en el mismo cluster equipos  AFF y convencionales, y lo más importante, mover nuestras cargas de trabajo de un tipo a otro de disco de forma no disruptiva:

De este movimiento de datos ya hemos mencionado alguna cosa, y que haré un post contando algo más de detalles, pero lo más importante es que nos va a permitir realizar una gestión del ciclo de vida de nuestros datos. Supongo que a esto hay que llamarlo ILM, que no Tiering, porque entiendo que va un poco más allá que lo que entendemos con la capa de aceleración que nos aporta el Tiering. En este caso podemos mover todo el servicio de una controladora más potente y con discos SSD a otra menos capaz y con discos convencionales, todo ello cuando decidamos que tiene sentido para ese proyecto, y sin parar el acceso a los datos en ningún momento.

Sobre las cargas de trabajo a servir desde los AFF, pues evidentemente las que necesiten mucho rendimiento; las bases de datos, en genérico, que necesiten baja latencia en accesos transaccionales son los primeros candidatos; los entornos de VDI de alto rendimiento también pueden verse beneficiados de trabajar sobre SSDs. Aquí tenéis un ejemplo de AFF con un FAS8060 para soportar un entorno de VDI con VMware con detalle de la arquitectura utilizada y pruebas de rendimiento.

Saludos